10/3/09

Lance Hebdomadario XIX - COME BACK por Niko G. Thompson

Sobre las aguas, la creación y los reencuentros
Antes, el mar era nuestra divinidad, era la reina endiosada y caprichosa, altiva y cruel; hoy es la mujer a quien hemos hecho nuestra esclava.
(Pío Baroja, “Las inquietudes de Shanti Andia” - 1911)
Esta frase, acuñada al señor Baroja, se la oí decir al Capitán Barbosa (de hecho, suenan parecido…) en la tercera entrega de “Piratas del Caribe”. Se ve que alguien en la producción era un lector avezado. Y no es plagio, señores, aunque no aclaren la fuente. Más bien es un guiño, un pequeño homenaje “de autor a autor” que algunos colgados en el medio logramos descifrar ya sea por erudición o por azar (mi caso, por supuesto). Algo que, de seguro, el mismo Baroja habrá tenido la ocurrencia de hacer con algún otro creador de su deleite.
Existen nerds que se encargan de descubrir y publicar todas estas conexiones; se los conoce como… ni idea cómo se los conoce pero están ahí, en sus cuevas bibliotecarias, con sus anteojos culo de botella y esa sonrisa en el rostro de los que viven con pasión haciendo algo que disfrutan. Superflua o no, sus logros son el resultado del amor que sienten por las letras y, en algunas ocasiones, de la frustración por la falta del propio talento creativo. Por eso dicen que los críticos, profesores y analistas literarios (lo mismo ocurre en el resto de las disciplinas artísticas) lo son, en definitiva, porque no son lo que más –pero que más- les gustaría ser. Es decir, creadores.
Y sucede que crear no es para cualquiera, mis queridos lancerillos, aunque siempre he sostenido firmemente que todos poseemos el potencial para lograrlo. El problema es que no todo el mundo es capaz de organizar sus vidas en función de la creación. Para ello se necesita tiempo, reflexión, inconformismo crónico, amistades caritativas y, sobretodo, un buen par de cojones. Se los digo yo, que no los tengo tan grandes.
El sacrificio del creador es muy abultado, aunque éste no lo viva como tal. El precio de hacer algo que nunca se ha hecho antes suele ser elevado; elevado en soledad, en esfuerzo ignorado, en privaciones mundanas y mucha, pero que muchas interrogantes sin aclarar. Al final trascienden los que perseveran, como la ranita en el vaso de leche. Si haces algo bueno –no sólo distinto- tarde o temprano alguien lo va a notar.
Y esa es mi apuesta, señores. Hacia allí me dirijo. Al menos es lo que intento… Les agradezco de corazón a todos por habernos acompañado a mí y a mis vejetes compañeros en la primera vuelta de esta aventura literaria que hemos dado en llamar “Lance Hebdomadario”.
Bienvenidos a la segunda. ¡Que cada uno coja un instrumento y a pallar se ha dicho, canejo!

Atte., Niko Gadda Thompson (miembro junior de Los Tres Bufones)

Gira, gira
El mundo ha envejecido nuevamente. Sucedió lo mismo con la partida anterior, la gestada por los romanos. Y tras ella vino el oscurantismo... ¡Sólo un mundo viejo y saturado como el nuestro puede llamar “oscura” a la época de renovación, de libertad, de simpleza que tuvo cuando, por fin, volvió a ser un lugar joven lleno de páginas en blanco!
Cuando este nuestro mundo -cansado de sí mismo- se extinga finalmente, una nueva era vendrá donde a las cosas oscuras se las llame claras y los alegres de espíritu reinen sin molestar.

Vincent Von Streitsen (Is. de Mikonos, Grecia - 1959)


Carta de lectores I

Este es un correo que nos envió el señor Pedro Guenaga a colación de nuestra última repartija de material recomendable, léase “The Story of Stuff” (http://www.storyofstuff.com/). Los que aún no lo han mirado, háganlo –manga de pajeros ignorantes- y así entenderán de que va este tío, quien no es tan sólo un hijo de vecino, sino un tipo de mundo, muy informado el cual es veterinario y trabaja como investigador en el INTA especializado en genética.

Te decía que me reconforta ver que estos tremendos problemas generados por el capitalismo global están tomando amplia difusión. La postura crítica a ese modelo socioeconómico, que aún nos domina ciegamente, está contenida en el concepto de "sustentabilidad", concepto muy claro y preciso pese a que su uso indiscriminado lo ha desvalorizado. Dicho concepto viene enriqueciéndose desde hace unos 30 años... No es nada nuevo; lo que sí es nuevo es la progresiva toma de conciencia de la gente, la última esperanza por volver a la cordura. El cambio climático es uno de sus efectos más dramáticos; la actual crisis financiera puede ser otro; la degradación del ambiente una cruel risotada del destino.
Algunos científicos sostienen que de seguir así las cosas, nuestros nietos podrían ser los últimos hombres en esta tierra. Suena exagerado, pero no me parece. Enfrentamos el dilema más grave de la historia del planeta. Creo que hay que informarse, reflexionar y tener coraje intelectual para cuestionar la mayor parte de las ideas que tenemos arraigadas.

Te mando un fuerte abrazo, expansible al resto de los muchachos. Pedro.

Carta de lectores II

Nuestro amigo Manolo nos pidió responder a esta dulce mujerona de la península ibérica que parece se conocen de otros tiempos. Los tres bufones le agradecemos compartir con nosotros el ida y vuelta de tan bellos gestos:

Rosa
tooo mug bueeeno el materiaa escojio, enhora buena uste, majo!!!como ziempre elije ussste lo mejjorcillo de su autoria de sumismo.pa tocar las castañuelas lo que ss cuchado!!!.que no tie que veee con la casta susana ni la castornudado.mi maj sincera congratulacio, rosa, la bailadoa.

Manolo
¡Pero que pue mucha gracia, santa mujé! Se le agradejco los cumplío de corazó y que tenga usté muy felise fiesta. ¡Que viva el sur, joder! Mandeme un salúo a lo gitano de aquella sus tierras, mi rosa, y a algú que otro payo de lo bueno que usté disponga pa que no se me ofendan en estas fechas. Salú, mi niña. ¡Y musha castañuela pa tó este loco mundo!

Manolo, el torero de nuestra santa Malaga

Aquí os dejo por ahora, mis payos.
Salú y musho amó, el Niko

No hay comentarios: